Saltar al contenido

Estufa exterior de gas

Para el porche o jardín de tu hogar, o para la terraza de un bar o velador, contar con una estufa exterior de gas es una excelente opción: gran área de irradiación de calor, más baratas y 100% decorativas. Y por supuesto un calor natural muy agradable gracias al butano o propano que las alimenta. Por ello, aquí te mostramos los mejores modelos en oferta.

Los mejores modelos de estufas de gas exterior que puedes comprar

Elige alguno de nuestros mejores modelos de estufas de gas exterior, muchos de ellos en oferta:

Las ventajas de las estufas de gas para terrazas

El uso de estufas de terraza a gas aporta distintas ventajas más allá de la simple aportación de calor. Alguna de estas son:

  • Intensidad y estabilidad del calor: en la medida en la que el suministro de gas sea continuo, el calor que emana será constante, sin sobresaltos, proporcionando una sensación de confort reconocida por quienes la usan.
  • Área de dispersión del calor: sin lugar a dudas son las que irradian calor en una zona más amplia a su alrededor, llegando a cubrir 30 m2 (aproximadamente 3 m a su alrededor). Esto lo consiguen, entre otros factores, gracias a su diseño con forma de seta, una especie de plato en la parte superior que proyecta el calor hacia abajo y en horizontal, nunca hacia el cielo.
  • Económicas: la sencillez de su mecanismo de funcionamiento las hacen considerablemente económicas acorde a su capacidad calorífica. Con una de ellas podrás cubrir lo que varias eléctricas, de leña o pellets.
  • Diseño y estética: su aportación en cuanto al diseño es también relevante. Muestra de ello son los modelos de estufas para exterior a gas con forma de pirámide, las cuales tienen en su interior un tubo de vidrio a través de la cual se observa la llama. Son más costosas pero su aspecto las hace ideales para hoteles o cenadores donde quiere darse un toque de distinción.
Estufa gas exterior, 49.50 x 49.50 x 227 cm, Acero inoxidable Bcalpe BFH-A-SS
  • Acabado: acero inoxidable
  • Tipo de gas; propano / butano. Flujo de gas: 945 g/h. Potencia: 13 kw
  • Dimensiones: (Sombrero: 46x12 cm. Base: 49.5x49.5x92 cm. Altura: 227 cm. Reflector: 46x46x5.2 (H) cm)
  • Estufa compuesta por - Soporte inferior: 88 cm de largo (4 pzas.), Soporte superior: 130 cm (4 pzas.), 4 Paneles en la parte inferior (2 paneles de 46.4x84.9 cm, 2 paneles de 34.2x84.9 cm)
  • , 4 cubiertas protectoras en la parte superior (2 cubiertas de 33.3x121.5 cm, 2 cubiertas de 15.5x 121.5 cm)

¿Comprar una estufa exterior de gas butano o propano?

Como ya sabrás, el carburante usado en las estufas de gas son habitualmente dos, el butano o propano. Ambos son gases licuados del petroleo (GLP) y su precio de comercialización es similar. Así mismo, la comercialización de bombonas de butano y propano es amplia en España, por lo que no tendrás problemas en su suministro, siendo a su vez gases domésticos comúnmente usados y sin riesgos para la salud (obviamente cumpliendo las medidas preventivas y de mantenimiento).

Sin embargo, ¿cuál es la diferencia fundamental entre ambos combustibles?

Su capacidad de gasificación. El propano tolera mejor las bajas temperaturas, mientras que el butano, en esas circunstancias, puede no llegar a alcanzar al calentador, quedándose en la goma e incluso sin salir de la botella.

Por ello, si estás pensando usarlas en ciudades o zonas de frío extremo (interior peninsular o zona norte), las estufas para gas propano son las más recomendadas. No obstante, también es cierto que podrás encontrar una mayor diversidad de modelos en las estufas de butano para exterior (también llamadas estufas seta de butano).

Funcionamiento y utilización de un calefactor exterior a gas

Los calefactores exteriores a gas son generalmente portátiles, es decir, suelen tener ruedas y, para transportarlos, puedes llevar por un lado la propia estufa y por otro la bombona. En cualquier caso debes saber conectarla para que esta funcione, siendo todo este proceso y su puesta en marcha bastante sencillo.

Una vez la bombona queda incorporada en su espacio, esta se conecta a la estufa mediante una manguera o goma. Aquí ya se encuentra la llave de paso, la cual permite o impide la salida de gas (es también una medida de seguridad).

Una vez se abre y el gas comienza a fluir, se enciende el calentador bien mediante un mecanismo mecánico o eléctrico, y través de un último regulador se delimita la cantidad de gas y, por tanto, de calor producido.

Sin lugar a dudas, estas estufas a gas de estilo farola son sencillas, fáciles de poner a funcionar, de desplazar y encajan en cualquier patio, velador o terraza.

Accesorios

Así mismo, algunos accesorios muy útiles cuando tienes varias estufas de este tipo son: